miércoles, 8 de febrero de 2017

Lanzan huevos y jitomates al edificio de Prospera, las trabajadoras despedidas

Baldemar  Gómez  Roque

Chilpancingo  Gro, a  8 de febrero del 2017.-Trabajadoras que fueron despedidas del programa federal Prospera y que a penas el martes pasado fueron desalojadas del inmueble que mantuvieron en su poder por 15 días, ayer por la mañana realizaron una protesta para exigir ser reinstaladas frente a las oficinas y lanzaron huevos y jitomates, a pesar de la presencia de policías estatales que resguardan el inmueble.

Mismo que fue apoyada la protesta por integrantes de la Dirección de Organizaciones sociales del Estado de Guerrero, encabezados por Nicolás Chávez Adame, así como de normalistas de Ayotzinapa y algunos dirigentes sociales, quienes colocaron mantas y pancartas, bloquearon por varias horas la avenida Insurgentes con dirección al centro de Chilpancingo y lanzaron consignas contra las autoridades del programa federal Prospera.

Felicitas Martínez Guzmán, informó que ella y 26 personas más fueron despedidas en octubre y enero pasados luego de que exhibieran irregularidades cometidas por el delegado de la dependencia, Juan Manuel Yáñez Heredia y varios funcionarios cercanos a él.

 

Explicó que el pasado 26 de enero, las trabajadoras despedidas, apoyadas por la Dirección Colectiva de Organizaciones, que dirige Nicolás Chávez Adame, instalaron un plantón al exterior de la Delegación de Prospera para exigir una mesa de diálogo con los representantes de la federación. 

 

Durante este tiempo, dijo, no se permitió el acceso a las oficinas a los trabajadores, por lo que las actividades del programa de vieron paralizadas, pero ninguna autoridad acudió a dialogar. Subrayó que la madrugada del pasado martes, elementos de la Policía Estatal con equipo antimotines, desalojaron con violencia a los plantonistas, y reabrieron el inmueble, quedando un grupo de uniformados resguardando las instalaciones y evitar una nueva toma.

 

"La mañana de ayer miércoles, las trabajadoras regresaron a protestar, acompañadas por maestros jubilados, y estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, así como de integrantes de la Dirección Colectiva de Organizaciones Sociales del Estado de Guerrero para exigir nuevamente su reinstalación", advirtió.

 

Cabe destacar que en el lugar se encontraban un grupo de policías antimotines resguardando la entrada, y a la distancia estaba otro grupo, para evitar el ingreso de los manifestantes al inmueble, cosa que  nunca ocurrió, por lo que los uniformados se mantuvieron al margen, concluyó.