martes, 7 de febrero de 2017

Por falta de agua, habitantes de colonia y barrios bloquean calles y avenidas de esta ciudad capital en contra del alcalde Marco Leyva Mena


Baldemar  Gómez  Roque

Chilpancingo  Gro, a  7 de febrero del 2017.- Vecinos de las colonias norte de esta ciudad  capital, se manifestaron contra el alcalde Marco Antonio Leyva Mena, en el cual exigen agua potable para las aquellos asentamientos humanos, y además que les mande  el servicio de reelección de  basura  que por meses no acude, "pedimos el servicio de agua potable, y los carros de la  basura", mismo que si no puede que renuncie  de su cargo como alcalde de este municipio.

Miran Barreras Sánchez representante de las colonias Lomas de los Insurgente, Alta Vista, Nueva Alborada, "estamos exigiendo  que nos surtan el servicio del vital liquido; pero eso si los recibos del agua llegan puntualmente, y con tarifas alta sin contar con el agua e nuestras casas".

Ayer por la mañana,  diferentes colonias de esta ciudad capital bloquearon frente al Ayuntamiento Municipal para exigir  agua potable  y la recolección de basura, donde denunciaron que la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Chilpancingo (CAPACH) les construyó un tanque de agua y se instaló una tubería para el abastecimiento en sus hogares, pero nunca bombeó el agua y a pesar de eso les cobran. Ayer eso de las 11:00  de la mañana , 50  vecinos de las colonias Nueva Alborada, Alta Vista y Lomas de Insurgentes, llegaron y se apostaron sobre la avenida Ignacio Ramírez del Centro de Chilpancingo para bloquear frente al Palacio Municipal, provocando caos vehicular que afectó principalmente al transporte público.

 

Luego  exigen  la recolección de basura, pues aseguran que desde hace varios años el camión público del Ayuntamiento no llega hasta esas colonias.

 

Los manifestantes  exigieron que intervenga de manera inmediata el presidente municipal, para que la Capach cancele todos los recibos de cobro que les han mandado.

 

Por otra parte,  vecinos del barrio de Tequicorral de esta ciudad capital, bloquearon una avenida y tres calles para exigir a las autoridades de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Chilpancingo (CAPACH), que cumplan con el suministro del vital líquido.

 

Dieron a conocer que llevan ya más de un mes que no cuentan con el vital líquido, por lo que han tenido que comprar agua a las pipas repartidoras cada semana, gastando de entre 300 y 400 pesos, situación que les ha mermado mucho la economía familiar.

 

Su movimiento  inició poco después de las 08:00 horas y minutos después los vecinos de dicho asentamiento humano, se apostaron sobre la avenida Juan Ruiz de Alarcón y bloquearon las esquinas con las calles Baltazar R. Leyva Mancilla y Adrián Castrejón, así como Sor Juana Inés de la Cruz, a la altura del Centro Escolar Chilpancingo, lo que casi de manera inmediata generó un tremendo caos vial en toda la zona.

 

Otra de las demandas de los habitantes es que la dirección de Servicios Públicos municipales envíe carros recolectores de basura para tirar sus desechos, pues aseguran que van varios meses que el camión de la basura no ha pasado en ese barrio y han tenido que estar pagando a las camionetas particulares de "La Basura Jefa", cuyos choferes abusan con los cobros por este servicio, advirtieron.

 

Las personas inconformes para bloquear utilizaron sus bolsas de basura y las colocaron en medio de la avenida y las calles bloqueadas, para ejercer presión hacia las autoridades y lograr que les resuelvan sus demandas. "Estamos llenos de basura, ya no tenemos dónde dejarla, el problema se ha agravado en las últimas semanas, pero no tenemos el servicio de recolección desde hace medio año. Además no tenemos agua desde hace dos meses. No podemos vivir entre la basura, y además sin el servicio de agua", coincidieron varios de los vecinos.

 

Ya eso de las doce del medio día, al lugar acudieron el director de Servicios Públicos Municipales, Sergio del Moral Benítez, y el subdirector técnico de CAPACH, Noé Pérez Santiago, quienes dialogaron con los vecinos y llegaron al acuerdo de que en las próximas horas les darían solución a sus demandas, por lo que los colonos decidieron aceptar dicha propuesta y dieron por terminada su protesta, así como el bloqueo a las calles y avenidas.