martes, 14 de marzo de 2017

La violencia en Chilapa, pretexto para que se apruebe la Ley de Seguridad Interior: Manuel Olivares

Baldemar  Gómez  Roque

Chilpancingo Gro, a  14 de  marzo del 2017.- Manuel Olivares Hernández, presidente del Centro Morelos de Derechos Humanos en Chilapa, dijo el repunte de la violencia en Chilapa, tiene que ver con el hecho de que está en el Congreso de la Unión y el Senado de la República la propuesta de la aprobación de la Ley de Seguridad Interior, que forma parte de una estrategia política del gobierno federal y estatal para generar una corriente de opinión entre los diferentes sectores de la sociedad para que apoyen y aprueben dicha Ley.

Dijo  que el incremento de la violencia en el municipio de Chilapa de Alvarez se debe  que el gobierno mexicano promueve el terror en esa región,  con el objetivo  que se apruebe su Ley de Seguridad Interior.

 "En Chilapa está en juego la vigencia de la Ley de Seguridad Interior, en donde el gobierno federal y estatal, están permitiendo que los grupos de la delincuencia organizada actúen de manera sanguinaria, prueba de ello es la saña que le imprimen cuando se cometen las ejecuciones", indicó el representante de los derechos humanos, subrayó.

Ahí vemos la explicación de que ahorita en la Montaña Baja (Chilapa, Zitlala, Ahuacuotzingo, Atlixtac, y José Joaquín de Herrera), esté aumentando la criminalidad. Se está provocando terror, para que se empiece a demandar que se apruebe la Ley de Seguridad Interna. Hay soldados, policías federales, y estatales, pero no hicieron nada para impedir que ayer la señora embarazada la hayan rafagueado a unos metros del retén que tiene el Ejército Mexicano, a la entrada de Chilapa",

Donde  adelantó, "con la finalidad de impulsar una corriente de opinión, con la finalidad de que los diferentes sectores clamen para que se implemente dicha ley. A eso le atribuimos el aumento de la violencia en la Montaña Baja".

Subrayó que no se deben  de olvidar No hay que en la época de la guerrilla de Lucio Cabañas Barrientos "había en la sierra alrededor de 23 mil militares, y la mayoría se concentró en Atoyac de Alvarez, tendiendo cercos, tendiendo aldeas estratégicas, desapareciendo y torturando", les recordó

Y resulta,  "ahora con los grupos de la delincuencia organizada, se declaran incompetentes, argumentando que no hay una cobertura legal que les permita actuar, y por eso no entendemos por qué los aparatos de inteligencia militar no operan, en momentos en que las acciones de la delincuencia organizada son cada día más crueles", concluyó.