lunes, 17 de abril de 2017

Agradece el alcalde de Alcozauca el apoyo del gobernador del estado en su cautiverio


Baldemar  Gómez  Roque
Chilpancingo Gro, a  17 de abril del 2017.-El alcalde del  municipio de Alcozauca, Nicolás Diego Herrera, dio a conocer que fue secuestrado por sujetos desconocidos; adelantó que no tiene miedo de cualquier acción en su contra, que por eso fue nombrado autoridad municipal para luchar por su pueblo.
Comentó que siempre tuvo el apoyo del gobernador del estado para brindarles seguridad, "me liberaron prácticamente en la madrugada, después de no dormir dos noches"; pero aclaró que no tiene miedo y que no  va pedir seguridad al estado, "si voy a pedir seguridad, para  la población, no para mi, les pediré  patrullas para cuidar a mi municipio no para que me cuiden", dijo.
Dijo reveló que pagó 14 mil pesos a sus secuestradores para que lo dejaran en libertad, luego de dos días haber sido plagiado. En conferencia de prensa en el Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa en Chilpancingo, el alcalde priista indicó que la operación que aplicó el gobierno estatal ayudó para que los delincuentes sintieran presión y aceptaran únicamente los 14 mil pesos que llevaba en su bolsa.

Narró que fueron dos hombres encapuchados quienes dispararon a su camioneta, lo que lo obligó a detenerse, y después le ordenaron que subiera con ellos, llevándose sus pertenencias y las de su esposa. "Yo les dije llévense la camioneta, ahí está, tengan los 14 mil pesos", dijo.
Recordó que en su momento de su secuestro, viajaba hacia Olinalá con su esposa y sus tres hijas, donde se encontraría con el alcalde Saúl Apreza Patrón, hermano del secretario de Finanzas del estado, para ir a una festividad, donde señaló que cometióel error de decirles a los secuestradores que era transportista, ya que los delincuentes comentaban el sábado que había muchas patrullas.

Subrayó, "me dijeron 'ya dinos quién eres', y fue ahí donde les tuve que decir que era presidente municipal", donde les  reclamaron que por qué no les dije desde un principio que era alcalde, que por eso las cosas ya estaban calientes y que había mucha policía recorriendo y otros realizaban filtros".

Y decidieron soltarlo a las dos de madrugada del domingo en Papalutla, municipio de Copalillo, donde le dejaron su camioneta encendida y fue así como pudo regresar a Tlapa para ponerse en contacto con su familia y las autoridades, pero agregó que sus captores únicamente se llevaron los 14 mil pesos que llevaba y le devolvieron su cartera y los bolsos de su esposa e hijas, pero se llevaron la identificación de una de ellas.

Recalcó que el caso se persigue por oficio mediante una demanda que va interponer  y que ya se está investigando, y agradeció al gobernador Héctor Astudillo por su atención para con su esposa y sus hijas y su recuperación su  libertad mediante  solo pagar  una parte.